siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
MIRECOLES, 19 DE June DEL 2019 Ultima Actualizacion 6:02PM

“Semana tranca” en el centro histórico de Cusco

2019-04-21 20:31:27

Jóvenes protagonizaron escenas bochornosas

La Semana Santa cusqueña que se inició con la tradicional procesión del Señor de Los Temblores en lunes Santo, culminó empañada en alcohol y desvergonzadas escenas protagonizadas por jóvenes.

El centro histórico de Cusco, patrimonio cultural de la humanidad declarado por la Unesco en 1983, que en el día es admirado por turistas y en la noche encierra indignación detrás de estores de hoteles, fue donde se apreció parroquianos que recordaban hazañas y tristezas.

En un breve paso se evidenció a tipos meando en el área verde, frente a los portales, a otro en la calle Tigre, frente al rectorado de la Unsaac, y a un tercero orinando en un muro Inca, que sufrió múltiples atentados.

Las escenas bochornosas, continuaban, una turista por ejemplo no dudó en desnudarse y dar  caricias a un perro, después en la calle Suecia, a donde las discotecas han perennizado sus servicios, dos señoritas vociferaban la interpretación de la cita bíblica de Mateo “la fe mueve montañas…”.

El momento más aciago y burlesco protagonizado por una pareja de turistas fue cuando dos adolescentes que salieron de uno de los locales nocturnos de Suecia caminaban por uno de los portales, los visitantes sacaron su celular y se tomaron selfies para ridiculizarlas.

Ese par de menores de edad quedaron después dormidas en un banco de la plaza, en tanto soñaba otra menor llamaba la atención de algunos noctámbulos al querer llevar a su delegación de “parroquianos turistas” a la montaña de siete colores Vinicunca.

En un principio no había miembros de serenazgo, y la Policía Nacional simplemente brilló por su ausencia pese a que anunciaron que se garantizaría la seguridad por Semana Santa. Un supuesto guía de turismo, que parecía estar literalmente ecuánime, divulgaba lo que se sabe: la venta de drogas en la calle Procuradores.

Antes de la aurora de Sábado de Gloria, escenas aparentemente obscenas fueron denunciadas por algún vecino de la angosta Qoricalle, lugar ideal para la venta de droga, pero en esta ocasión lo era para caricias, probablemente, de una parejita que vive su enfoque de género.

Sin duda alguna Qoricalle, Tecsecocha, Suecia, Plateros, y otras son ideales para el funcionamiento de locales nocturnos, sin que alguna autoridad pueda erradicarlas, de nada sirven la veintena de denominaciones que destacan el patrimonio cultural, menos la tranquilidad de vecinos, porque estos antros que ya habían sido clausurados volvieron a reabrir y aumentar mucho más el volumen de la música. En ese momento se apreció a la PNP, pero solo llegaron para la constatación.

El alcohol hizo efecto cada vez más y con el cansancio de tanto derroche los parroquianos dormían en las gradas de la cuesta de la calle Resbalosa.

MAS NOTICIAS