siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
MIRECOLES, 19 DE June DEL 2019 Ultima Actualizacion 6:02PM

Despilfarro y falta de identidad en asunción al cargo del nuevo director regional de educación

2019-01-09 20:59:58

Hugo Sierra Valdivia se hizo cargo de la DREC en medio de fiesta, vino, bocaditos y presentes

El flamante titular de la Dirección Regional de Educación del Cusco asumió funciones ayer y lo hizo como si se tratara del acontecimiento del año, con un despilfarro digno de mejor causa y con una falta de identidad por nuestras manifestaciones culturales. Hugo Sierra Valdivia demostró gran condescendencia hacia lo fuereño y con sus mariachis se puso a la altura de Edwin Licona quien gustaba de los muebles rococó.

Es muy difícil imaginar a un secretario o director de educación de la República de México asumiendo el cargo con un marco musical de huaylías o valses peruanos; pero en Cusco poco a poco la cursilería del mariachi se va imponiendo en medio de trompetas, gritos y sombreros alones y lo peor es que en las instituciones oficiales, que deberían dar el tono de defensa y consecuencia con la identidad, el gusto por lo ajeno se pinta como una nota de distinción o de cultura.

El auditorio de la DREC se convirtió ayer en una carpa donde los corridos y rancheras se mezclaron con el vino generoso y la abundancia de bocaditos, ¿Quién paga el gasto? el erario público seguramente o ¿Será inversión de algún rumboso que luego, como en la tradición del “Cañoncito” de Castilla, pedirá la retribución por su aparente generosidad?.

Tras el opaco discurso del nuevo director DREC llegaron los mariachis interpretando “Como quien pierde una estrella” de Alejandro Fernández -ojala no sea un presagio para el gobernador Licona que se hallaba presente- y se desató la celebración.

¿Era necesario festejar con mariachis?, definitivamente no. Cusco tiene un acervo cultural rico y frondoso y la Dirección de Educación debería ser bastión y ágora para su difusión. Tampoco era necesaria una ceremonia con mixtificados incas y cansinas danzas, bastaba algo sobrio pero  eminentemente cusqueño.
MAS NOTICIAS