siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
VIERNES, 21 DE September DEL 2018 Ultima Actualizacion 6:02PM

Fiestas de cachimbos en la UNSAAC se convierten en eventos peligrosos y desenfrenados

2018-09-04 21:15:19

Hace 15 días hubo un muerto y ahora publicitan fiestas con streepers dirigidas a ingresantes menores de edad

De un tiempo a esta parte las tradicionales fiestas de recepción al cachimbo universitario van degenerando en eventos desenfrenados donde incluso se producen muertes como la ocurrida recientemente en la celebración de ingresantes a Turismo de la UNSAAC en el complejo arqueológico de  Huchuy Qosqo donde falleció el estudiante Alvaro Diego Alarcón.

En los últimos días se vienen difundiendo carteles en las paredes de las escuelas profesionales y publicidad en redes sociales donde se invitan a fiestas con streepers y con grupos que invitan a consumir cantidades industriales de trago así como a participar en “politos mojados” desfiles de desnudos y toda laya de espectáculos que rayan en lo obsceno.

El asunto podría pasar inadvertido, total se trata de fiestas de universitarios y hay libertad para hacerlo; pero ocurre que esas fiestas son para ingresantes o cachimbos, es decir destinadas a jóvenes que en su mayoría son menores de edad y no se les debe exponer, en eventos cuasi oficiales, al peligro, la depravación y el libertinaje.

Por ejemplo en la escuela profesional de Contabilidad de la Tricentenaria casa de estudios superiores no se les ocurrió mejor idea que promocionar un espectáculo de streepers para su fiesta de cachimbos.  El decano de esta Escuela se mostró sorprendido por este hecho que, mediante un gran cartelón era promocionado dentro de la facultad, en el ingreso mismo, por lo que ordenó su retiro inmediato.

En Ingeniería de Minas se promociona una fiesta de cachimbos con la presencia de un grupo de nivel nacional, que tiene como lema o estribillo “sírveme lleno, sírveme lleno”, en otras palabras los ingresantes deberán servirse lleno para poder pagar el precio de la fiesta.

Debemos advertir que no nos mueve una seudo-moralidad, tampoco queremos pecar de pacatos; los universitarios pueden hacer las fiestas que deseen y si las autoridades lo permiten publicitarlas en el claustro; pero en aquellas donde es evidente el libertinaje no deben participar los cachimbos menores de edad y las promociones tampoco deben lucrar con ellos.

MAS NOTICIAS