siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
MIRECOLES, 13 DE December DEL 2017 Ultima Actualizacion 6:02PM

Chofer y cobrador son acusados de violar a escolar

2017-11-20 20:35:50

La sedujeron e incitaron a beber ron con gaseosa en Poroy

Pasada las 19:30 horas del último viernes la escolar de iniciales C.L.M. (16) llegó al paradero de la calle Belén para enrumbar a su casa ubicada en el distrito de Poroy. Para llegar allá tenía que abordar un bus de transporte urbano y decidió por un bus de la empresa Pachacuteq que venía con pocos pasajeros.

Al ascender los peldaños notó que el jovenzuelo que se dedicaba al cobro de los pasajes era un amigo suyo, al parecer del barrio; éste fue cortés con ella, le sonrió e invitó a que se sentara en el asiento del copiloto que estaba libre, entonces le hizo caso y viajó tranquila los primeros paraderos.

El chofer era muy amigo de su cobrador “boletero”, reía con él y hasta le hacía bromas al ritmo de canciones, y es así que se habrían ganado la confianza de la menor a quien probablemente coqueteaban en su ingenuidad, no descartando el intento de seducción para un fin que más adelante se materializaría.

Al pasar el arco de Tica-Tica la escolar de la institución educativa Fortunato L. Herrera de Cusco  se alistaba para descender de la unidad en el paradero “Cusqueña”, ella tenía que darle una grata información a sus familiares sobre una actividad que había desarrollado y traía resultados económicos óptimos.

El cobrador le impediría con cierta conversación convincente a la que C.L.M., al tratarse de su amigo, habría accedido, esta continuó sentada en el bus que la llevaría hasta el paradero final, aquí el conductor y “boletero” planearían algo perverso con el fin de satisfacer sus necesidades sexuales.

Osados, pese a estar al frente de la comisaría de Poroy, fueron a una tienda para comprar una botella de ron y una gaseosa que no lo tomarían ahí ya que sería “mucho roche”, pues debería ser en un lugar alejado y así se fueron los tres a un grifo donde abastecerían la unidad con combustible.

Para beber no irían lejos, los tipos se fueron unos metros más allá, al lugar de lavar carros, mezclaron las bebidas y comenzaron a ingerir incitando a que haga lo mismo la escolar. Durante el tiempo de la ingesta la conversación y el sonido de la música parecía que todo era amistad, pero lo peor vendría después.

C.L.M. decidiría regresar de una vez a casa, les diría a sus “amigos” que le lleven, que su paradero era “Cusqueña” y estos para hacerle caso movilizaron la unidad y antes de que bajara le obligaron, aparentemente, a que se tome un vaso lleno de la bebida alcohólica el cual obedeció, porque lo que quería era irse.

Antes descender el chofer y “boletero” notaron que la jovencita perdía la conciencia, no podía parase, menos caminar, entonces decidieron “llevársela”, ¿a dónde?, la menor no recuerda a donde, pero horas después cuando intenta reaccionar nota que es víctima de inusuales movimientos sobre una cama.

Los sujetos estaban, aparentemente, sobre y tras ella, su estado no le permitía liberarse con facilidad y los sujetos para consumar su enfermizo acto siguieron y hasta le habrían agredido en la cara y brazos. Desconcertada se habría quedado dormida hasta el día siguiente.

Ya el sábado por la mañana notó que estaba dentro de una habitación de hotel, que le dolía el cuerpo, sus partes íntimas (los tipos probablemente consumaron los actos, incluso contra natura). La escolar estaba devastada, se sentía sucia, lloraba y no sabía cómo retornar a casa.

Al revisar su mochila notó que no había su teléfono celular, sus 300 soles que había cobrado de una parrillada que ayudó a organizar. Los desalmados no solo habrían abusado de ella, sino también le sustrajeron, le robaron sus pertenencias.

La denuncia sobre este acto lo asentó un familiar en la comisaría de Poroy, los efectivos montaron operaciones de ubicación e inmovilización del bus de placa de rodaje X3K-806 (ya que la menor pudo anotar a tiempo), y así intervinieron al vehículo y detuvieron al chofer Jonathan Huamán Apaza (23) y el adolescente de iniciales J.E.S.B. (17).

Estos fueron conducidos a la dependencia donde la víctima los reconocería, sindicaría que eran los tipos que se aprovecharon de ella, esta evidencia obligó a la autoridad a profundizar las investigaciones por el presunto delito contra la libertad sexual, que también es investigado por el fiscal Neil Goering Beltrán Bazalar de la segunda fiscalía provincial penal de Santiago.

DATO

La vía Cusco-Poroy desde Tica Tica no cuenta con buena iluminación, desde el Arco de Tica Tica aún no se hace la ampliación de la vía pese a compromisos y carece de seguridad continua. Urge mayor patrullaje por la zona para evitar actos delictivos como lo ocurrido.

MAS NOTICIAS