siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
MIRECOLES, 13 DE December DEL 2017 Ultima Actualizacion 6:02PM

Víctima denunció que depravados actos fueron desde que tenía ocho años

2017-11-19 20:49:44

“Monstruos” violaron por 10 años a su propia sobrina

Segunda Fiscalía Penal de Wanchaq adjuntó testimonios y pruebas de ultrajes, y este martes presentará la acusación fiscal ante la Corte Superior de Justicia de Cusco. Uno de los tíos sabía lo que ocurría y nunca denunció el caso ante las autoridades.

Monstruoso. Una adulta se armó de valor para denunciar, después de 10 años, a sus tíos (hermanos de su madre), de haberla violado sexualmente desde que era niña dentro de un departamento de 66 metros cuadrados, ubicado en un condominio del distrito de Wanchaq Cusco.

La mujer de iniciales J.M.M., que ahora tiene 31 años, relató que los vejámenes los sufrió desde que tenía 8 años hasta los 18 años, y sindicó como los responsables a John Gelasio y Ronald Alexander Mesicano Choque, de haberla mancillado en “cada rincón” del pequeño inmueble.

Los tipos habían llegado a la casa cuando eran adolescentes, para trabajar y estudiar, la madre de J.M.M. los recibió como lo hizo con otros hermanos nacidos en Urcos y llegados por un mejor porvenir a esta ciudad. Ella nunca pensó que abusarían también de su confianza y hospitalidad.

“El primero en abusar de mi fue Jhon Gelasio, me agarró, me cogió, me bajo el pantalón y prenda interior y me dijo que vamos a hacer algo que te va a gustar”, cada acto aparentemente lo hacían después de burlar a su hermanita menor de 4 años “Le mandaban a comprar dulces”.

Entre los tantos ultrajes recuerda que pidió a su hermanita a que no vaya por los chocolates “quédate a mi lado” le dijo y ella “no entendía por qué”, todos estos actos los sufrió hasta los 18 años, el último que la sometió a sus bajos instintos fue Ronald Alexander.

“Esto ha ocurrido en las tardes, porque mis papás se iban a trabajar y nos dejaban supuestamente al cuidado”, cuidado que no garantizaban los tíos y mancillaban su honor, dignidad e inocencia, pero más aún la amenazaban.

“Si me amenazaban, me decían que no tenía que decir nada a mis papas, sino le iban a hacer daño  a mi hermana, me decían que ya no iba a ver a mi hermana, a mis papás”, aparentemente las advertencias eran constantes.

CONTRAJO UNA ETS

A la edad de los 12 años J.M.M. se pondría mal, sus padres, especialista de la sanidad y suboficial de la Policía Nacional del Perú, lograron evacuarla de emergencia al hospital de la PNP donde permanecería por 45 días internada.

“Me enfermé nadie sabía lo que tenía, en mi parte intima me salieron unos granos, no podía caminar ni orinar”, relataba, por entonces el personal de este nosocomio no avisó que había contraído la gonorrea, y recién se supo hace dos años cuando se emitió un informe desde Lima.

La madre absorta de lo que su hija sufrió y no sabía hasta hace dos años, sintió culpa por no tomar atención “Yo juraba que tenía hasta ese día hermanos buenos, pero no que habían dos monstruos”, decía en llanto y hasta confesó que buscó hacer justicia con sus propias manos.

TÍO NO HIZO NADA

Ya recuperada J.M.M. fue a relatar su sufrimiento a Jaime Mesicano Choque, su tío y hermano mayor de los presuntos violadores y éste aparentemente no hizo nada “me dijo que yo voy a manejar este tema y no hizo nada” lamenta su inoperancia porque en ese momento pudo frenar los vejámenes.

ACUERDO CON EVIDENCIA

En el 2015 la madre decidió buscar justicia, juntó a sus hermanos y ahí escuchó la confesión de John y Ronald, este último quiso resarcir el daño con la entrega de dinero por medio de un documento en el que reconocía la violación, mientras que el otro simplemente se aislaba.

DENUNCIA

La madre de la víctima sentía que el caso no podía quedar ahí, entonces recibió la orientación y decidió denunciar a sus hermanos, en un principio corrió el riesgo de ser archivada en el Ministerio Público por la supuesta prescripción, sin embargo después de un minucioso análisis se reconsideró.

El fiscal Álvaro Ccasani Tunquipa, de la segunda fiscalía provincial penal de Wanchaq, valoró las pruebas, como el diagnóstico de la enfermedad, el documento en el que Ronald acepta la violación, resultados de evaluaciones psicológicas, de medicina legal y otros, con los que presentará este martes la acusación fiscal con la solicitud de cárcel de 16 a 21 años para los imputados.

El Matutino intentó obtener los testimonios de los implicados, sin embargo no se pudo por la violencia que impuso Jaime Mesicano Choque y la “desaparición” de los presuntos violadores, con uno de ellos se intentó mantener diálogo por celular, pero fue imposible.
MAS NOTICIAS