siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
MIRECOLES, 13 DE December DEL 2017 Ultima Actualizacion 6:02PM

Sacramento: la ciudad perdida de los Incas

2017-10-10 21:00:59

Cuatro comuneros exploradores la descubrieron hace un mes

A inicios de setiembre a Javier Pazo Chipa, Venancio Encalada Paravicino, Belisario Álvarez Aranibar y Justo Puma Huamán, se les volvió a ocurrir salir en expedición para, quizás en esta ocasión, hallar lo que por años buscaban “la ciudad perdida de los Incas”, que por versión de sus abuelos estaba en el corazón de “Sacramento”.

Entonces tomaron mochilas, ropas, mantas, alimentos y utensilios de cocina para emprender la travesía que sabían que duraría varios días. En uno de los viajes, parte de este grupo, no retornó por 18 días, sus familias lloraban, pensaban que se habían perdido y temían lo peor, sus muertes.

Esta vez el espíritu de explorador exitoso los acompañó, el grupo se despidió de su comunidad el 5 de setiembre y en los cuatro días siguientes caminaron sin rumbo, abrieron camino con sus machetes, durmieron en parajes en el que pudieron estar al acecho de animales silvestres, en ocasiones cerca de un río.

Para no pasar hambre pescaron algunos suches, hicieron algunos revueltos y tomaron algo de agua, y luego volvían a emprender la caminata a lo desconocido, hasta que llegó el sábado 9 de setiembre y el reloj marcó las 9 de la mañana cuando los comuneros exploradores quedaron asombrados con el páramo que aún se dejaba ver.

Era cierto y sus ojos no podían creerlo, Javier recordaba lo que su padre hablaba de aquel extraño lugar y al estar ahí, bajo una impresionante casa de piedra, de cuyo techo se hizo un árbol y de sus paredes raíces, decía que quizás era una ilusión, una fantasía o un “encanto” de la selva.

Belisario el mayor de los expedicionarios, pese a su experiencia expresaba “es como un sueño” y para convencerse esperó la noche y al día siguiente asimiló que era realidad, pero aún estaba desorientado y decidió con su machete desbrozar  “ahí encontramos esquinas, era una ciudad y nos hemos asustado (al no hallar una salida, solo el camino de vuelta), es una extensa pampa”, decía.

Lo que hallaban a su paso era registrado en video y fotos, pese a la capacidad de almacenamiento que tenía su equipo, filmaron escalinatas, muros, pasajes, algunos compartimentos, posibles andenerías y la espectacular casa de piedra sobre un muro con la que se fotografiaron una y otra vez. Eran unos niños.

¿ACASO ERA EL PAITITI?

En la versión oral, que trascendió por siglos, se dice que a la llegada de los españoles, los Incas se desplazaron a la selva y que en un recóndito lugar de difícil acceso edificaron una ciudad de piedra para guardar el oro y así impedir que los extraños se lo lleven, esta ciudad “El Paititi” aún es un misterio.

Décadas atrás algunas expediciones emprendieron marcha sin fortuna, algunos consideraban que está en Yanatile o Quellouno, límites de las provincias de Calca y La Convención; pero no dieron con Sacramento la extraña zona arqueológica, que aún no se sabe si es Inca o pre Inca.

Venancio asegura que aquí no hallaron el codiciado oro, “nada nada, ese sitio está en bosque no se puede ver nada, solo para sacar fotos y el limpiado nada más. No encontramos nada, y a la vez da miedo, cuando llegas a ese lugar oscurece llueve, y salir de ahí parece que hay bastantes calles no puedes orientarte”, sostiene.

NADA FÁCIL

Si el camino de ida era de gran expectativa por encontrar la ciudad perdida, en la vuelta eran presa del terror y cierta impaciencia, el grupo quería contarle a su familia, a su comunidad y por sobre todo a las autoridades para que sepan que ahí en medio de una zona de difícil acceso, estaba lo que quizás era el Paititi.

Al cabo de los días le dieron tranquilidad a sus familias, les contaron lo extraordinario del viaje, lo que encontraron, les mostraron las fotos, les faltaron palabras para describir lo que el manto verde cubría a sus anchas, casi los mismo aunque con cierta pausa informaron a las autoridades comunales.

La buena noticia se hizo esperar, Javier Venancio y Belisario, acompañados del alcalde del concejo menor de San Martín Laco Yavero Rolando Zamora Yupanqui, partieron a la ciudad de Quillabamba capital de la provincia de La Convención y el 4 de octubre contaron del hallazgo en Sacramento y que la travesía demora cinco días.

Ante esta información el alcalde de La Convención, Wilfredo Alagón Mora, sugirió se tomen acciones necesarias para salvaguardar lo encontrado, dispuso se informe a la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco (DDCC) y la conformación de un equipo técnico para dirigirse a “Sacramento” con la finalidad de recoger información, sin embargo habrían sido denegados.

EXPEDICIÓN

A dicho lugar habrían emprendido viaje especialistas del Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp) y oriundos, y acordaron que ningún poblador lleve celulares, GPS, cámaras fotográficas u otros equipos de grabación audiovisual.

Mientras esto ocurría el grupo de comuneros volvió a apersonarse, dos días después, a la municipalidad para entregar por primera vez fotografías de los hallazgos y el alcalde Wilfredo Alagón Mora, se comunicó con el Viceministro de Turismo, Roger Valencia, para darle a conocer el hallazgo y a su vez a autoridades correspondientes.

El viceministro sugirió una reunión de urgencia para abordar el tema y tener información detallada y ayer mantuvo el encuentro con el alcalde de La Convención en el distrito de Santa Teresa, para abordar una probable nueva expedición.

CALCA

La última semana también viajó a San Martín una comitiva de la municipalidad provincial de Calca, encabezado por el alcalde Gregorio Álvarez Chávez y regidores, al retorno confirmaron el descubrimiento de la ciudad, sin embargo no se sabían de la magnitud por la carencia de imágenes.

CIUDAD EN DISPUTA

El interés de ambas provincias cusqueñas, La Convención y Calca, por Sacramento, que está en el límite de los distritos Quellouno (La Convención) y Yanatile (Calca), es porque aún no hay una delimitación precisa que por décadas han estado solicitando. Ambas comunas se atribuyen la pertenencia.

ESTE FIN DE SEMANA

Jorge Yabar Zamalloa, Jefe De La Coordinación De Gestión De Monumentos de la DDCC, declaró, que una arqueóloga de la institución que viajó a la zona elabora un informe técnico sobre este hallazgo y que estará lista esta semana.

La apreciación confirmaría si esta zona arqueológica ya estuvo registrada o es totalmente nueva para la entidad cultural, como hay muchas por descubrir, señaló y ejemplificó que en Machu Picchu y Sacsayhuaman hay aún lugares por descubrir, y más aún en la selva cusqueña por la vegetación.

¿HUAQUEO?

Cabe mencionar que semanas atrás hubo inusual movimiento de camionetas por el lugar, motivo que también alertó a pobladores y a la misma institución, ante posibles “huaqueos” o profanaciones.

EXHORTAN

Javier, el más conmovido con este descubrimiento, afirma sentir impotencia porque autoridades locales se han adjudicado el hallazgo, autoridades que no tienen ni definido sus límites y menos apoyan en el desarrollo de Sacramento, San Martín Laco Yavero.

“Durante tanto tiempo hemos sufrido de verdad, años caminado, comiendo yerba, casi hemos muerto ¿y ahora?”, llora y se muestra desconsolado “me siento frustrado”, indicaba y sentía impotencia por la poca importancia que le dan a Sacramento y su ciudad perdida, y que la desidia puede generar profanaciones.

MAS NOTICIAS