siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
MARTES, 12 DE December DEL 2017 Ultima Actualizacion 6:02PM

Niño casi pierde dedo por bullying en colegio Sagrado Corazón de Jesús

2017-10-02 20:42:23

Humilde madre denunció que su hijo sufre agresiones físicas y verbales

Lamentable. Una humilde madre de familia denunció que su hijo, que cursa el tercer grado de primaria en el colegio estatal Sagrado Corazón de Jesús, es víctima de un presunto acoso escolar o bullying por sus compañeros desde mayo pasado.

Doña Elizabeth Santiago Ojeda, ya no sabe qué hacer al ver a su hijo deprimido, sin ánimos de retornar a su salón, porque tres de sus compañeros, aparentemente, le insultan de “dedo roto” por un incidente que ellos mismo habrían provocado.

DE LOS CASOS

El menor de las iniciales, L.J.A.S. de nueve años de edad, quedó con en el dedo meñique izquierdo casi mutilado en mayo de este año, sus compañeros, con una intensión malévola, jugaban a las “carreras” de retorno a clases “el que llega último es un burro” le dijeron.

Ese supuesto juego se habría dado 10 minutos antes del recreo y el pequeño era uno de los últimos y para evitar que cierren la puerta puso sus manos y en una abertura quedó atrapado su dedo y por poco cercenado el 80 por ciento. La madre rogó a que no quede necrosado, pero no pudo hacer nada con la cicatriz que llevará toda la vida.

Aquel incidente parece que le marcó la vida porque desde entonces ingresó en terapia para no sumirse en el bullying, pero el acoso continuó, sus compañeros que llevarían por nombres “Nicolás”, “Darwin” y un tercero, le quitaban sus zapatos para tirárselo, le arrojaban piedras, le quitaban su propina.

Los docentes hicieron poco o nada por frenar este tipo de incidentes, el compañero agresor fue conducido a la Dirección del plantel y desde ahí cesaron por algunos días las agresiones, pero se añadieron los insultos de “dedo roto” por la cicatriz que quedó, además de “cabeza hueca”, “burro”, “La Harry Potter, ‘chupa la v… del perro’”. Estas escenas hacen que el menor se suma en llanto y ya no quiera ir a su colegio.

Santiago Ojeda, preocupada por lo que atraviesa su pequeño piensa en cambiarlo del colegio, pero por la situación económica se le hace imposible, y por lo pronto pide que en el colegio se tomen los correctivos y sean más estrictos con los alumnos.

“Lo único que quiero es que presten más atención a los niños”, señala desesperada, y sugiere que el colegio debería contar con un psicólogo que evalúe a niños que son víctimas de Bullying “quiero un tratamiento psicológico para mi hijo”, finaliza la humilde mujer.

DENUNCIA

El pequeño que pide “ya no quiero que me hagan bullying”, quedó con el dedo doblado, sus padres fueron a buscar a los padres del menor que le causó y estos respondieron que fue por una “travesura”. Quizás fue tal pero no hubo el interés de seguir un tratamiento para que no quede la horrible secuela, que podría ser pasible a una denuncia.

ESCOLARES ADOLESCENTES

En menos de dos semanas dos escolares adolescentes fueron víctimas de supuesto secuestro y fuga, la policía de la División de Investigación Criminal (Divincri), desbarató los incidentes, porque una de ellas nunca fue plagiada y la otra fugó de su casa por la desatención de sus padres. Ambas menores aparentemente están inducidas por terceros. Parece que habrá más incidentes en este colegio.

MAS NOTICIAS