siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
DOMINGO, 19 DE November DEL 2017 Ultima Actualizacion 6:02PM

21 escolares y dos padres de familia intoxicados con gaseosa

2017-09-12 20:36:31

Estudiantes del colegio Ollantay de Ollantaytambo lo bebieron durante recreo
El 22 de octubre del 1999 murieron 24 escolares del colegio 50794 de la comunidad de Taucamarca Paucartambo, tras consumir en el desayuno “Foncodito” con el plaguicida Parathión; aquella tragedia, que aún no se borra de la memoria, quizás pudo repetirse ayer en Ollantaytambo Urubamba, de no ser por una rápida atención.

DRAMÁTICO
La inocente diversión de un grupo de alumnos del 3er grado “B” del colegio Ollantay que minutos antes participó del recreo, cambió de momento al llanto compartido en los pasillos del centro de salud del distrito de Ollantaytambo, por los intensos dolores estomacales, náuseas y vómitos.

El director del colegio Henry Quiróz, relataba que cinco estudiantes habían llegado a su despacho para acusar síntomas propios de una intoxicación, ante ello ordenó la evacuación con apoyo de miembros de seguridad ciudadana que en ese momento contaban con una camioneta.

Minutos después más escolares dijeron sentir los mismos efectos en su organismo, vomitaban de manera seguida, situación que rebasó su capacidad y optó por comunicar y solicitar la ayuda inmediata de agentes de la comisaría de Ollantaytambo. Los llevaron en un patrullero.

Al haber varios escolares retorciéndose, y que la unidad policial solo se llevó a cierta cantidad, se tomó los servicios de una combi de transporte público. Las acciones fueron de inmediatas ante el temor de la complicación, señaló el administrativo.
Hechas las indagaciones los menores contaron que habían bebido una gaseosa de tres litros, de una reconocida marca, que compraron en la tienda de abarrotes “Mar”, la bebida había sido compartida por 21 de 26 compañeros que conforman el salón, cuatro afortunadamente no bebieron y un faltó.

La misma versión la dieron en la posta, aquí médicos diagnosticaron intoxicación alimentaria (aparentemente por una bebida carbonatada) y les suministraron algunos medicamentos y  rehidratantes para la reacción. Ya por la tarde estos eran dados de alta salvo algunos que aquejaban dolores.

INCRÉDULOS
Dos padres de familia, preocupados por lo que ocurría en el colegio, se acercaron al plantel y al recibir la información mostraron extrañeza, no creían que la bebida sea causa de tan dramática situación. 

Para salir de dudas decidieron concurrir a la bodega, comprar la misma bebida e ingerir para saber qué era lo que pasaba. Lamentablemente después de unos minutos sintieron los síntomas que aquejaron sus hijos y tuvieron que evacuados al establecimiento de salud.

LABORES DE LA PNP
La comisaría al tomar conocimiento de la masiva intoxicación comenzó con las diligencias, se dirigió a la tienda, inspeccionó e inmovilizó seis botellas (de tres y dos litros), al verificar la fecha de vencimiento evidenció “9 de diciembre del 2017. 

El propietario Narciso Baca, aseguró a las autoridades que los productos eran legales, es más, sacó facturas de la adquisición que hizo hace una semana, no obstante solicitó el respectivo análisis. Para confirmar la calidad del producto los efectivos remitieron las botellas a la Oficina Regional de Criminalística de Cusco.

El médico Willinton Quicaño Araujo, director Regional de Salud de Cusco, confirmó que la rápida atención del personal médicos de Ollantaytambo, hizo que los pacientes no sean trasladados a Cusco “están fuera de peligro” afirmó, no obstante los hospitales de esta ciudad estaban prestos para la recepción.

MAS NOTICIAS