siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
LUNES, 25 DE September DEL 2017 Ultima Actualizacion 6:02PM

Soga tendida en medio de calle mutiló cuello y dejó sin vida a conocido agricultor de Huayopata

2017-09-10 20:27:27

Familiares califican de crimen el fallecimiento de Samuel Arroyo Morales y culpan a trabajadores de la comuna de Huayopata

El llanto desgarrador de una de las hijas del que en vida fue Samuel Arroyo Morales, personaje conocido en la localidad de Huyro y en todo el valle de La Convención con su apelativo de “Tio Sam”, conmueve literalmente “hasta a las piedras”, pero no al fiscal que investiga el posible crimen, tampoco al alcalde distrital de Huayopata cuyos obreros serían los presuntos autores materiales de la muerte ocurrida todavía el pasado 17 de junio, en plena fiesta del distrito y desde entonces las investigaciones en lugar de avanzar corren el riesgo de ser archivadas.

Paola Arroyo Cárdenas, hija del occiso, junto a sus hermanas y familiares realizó el último fin de semana un plantón en la localidad de Huyro exigiendo justicia y el esclarecimiento de lo que a todas luces es un crimen; ella narró los espeluznantes detalles de la forma cómo murió su padre.

Era el 17 de junio y el pueblo de Huyro, capital del distrito de Huayopata, estaba de fiesta. Ese día Samuel Arroyo Morales, quien pese a sus años era un activo y vivaz agricultor, ultimaba los detalles para adecuar su stand en la feria donde participaría exponiendo sus productos. También se había inscrito para conducir su moto en la categoría senior del motocross y presentaría su galpón de gallos, por lo que debía entrar y salir de su feria para traer un llevar una y otra cosa.

Manejaba su moto y utilizaba la calle 28 de Julio, que da a la Plaza principal, para desplazarse. En esa calle tres obreros de la Municipalidad de Huayopata trabajaban pintando la señalización de la calzada, algo extraño porque, reiteramos, era día de fiesta. Los familiares sospechan que el ir y venir de la moto, por lo menos unas seis veces, molestó a los obreros quienes habrían colocado una soga y la tensaron de poste aposte para impedirle el paso, pero no pusieron ninguna señalización de peligro de manera que Arroyo Morales no vio la soga y esta le dislocó el cuello y lo dejó tendido en medio de la calle.

“Por testigos presenciales sabemos que los trabajadores del municipio que pintaban en día de fiesta eran Jacqueline chira, Roberto Jara y Darwin, estos no pusieron ninguna señalización de peligro y seguro dijeron este tío no nos deja trabajar, traigan la soga, al Tio Sam lo tumbamos”, precisó la hija menor del occiso.

Luego balada en un mar de lágrimas prosiguió “Se ha muerto, queremos justicia, en esta maldita plaza de Huyro la soga en el cuello, tres traumatismos y a menos de quince metros está la posta de salud y mi padre ha agonizado ha muerto a vista y paciencia del municipio, todos lo han visto morir, nadie ha hecho nada”.

Para esta familia la justicia camina con pies de plomo, denunciaron que el fiscal Manuel Contreras, encargado del caso, no investiga y tampoco realiza las diligencias para esclarecer lo que consideran un crimen, no se ha hecho la reconstrucción de los hechos, los testigos no son citados y, lo más extraño es que la soga, el elemento material que causó la muerte de Arroyo, desapareció y no se hace nada por ubicarla. Incluso existe peligro que el caso se archive.

Otra persona que, para los deudos, tampoco colabora con la justicia y más bien estaría entorpeciendo las investigaciones es el alcalde de Huayopata Richard Guzmán, quien a criterio del abogado de la familia sería un tercero civilmente responsable, él sin el menor bochorno indicó que “el caso está en investigación” y hasta deslizó una posible negligencia médica pero no dio luces de la razón por la que los obreros trabajaban en día de fiesta, donde evidente el transitar de las personas en una calle céntrica como la 28 de Julio es mayor y continua. Los justicia debe esclarecer el caso, juzgar y condenar a los responsables, la vida cegada de un ser humano así lo reclama.

MAS NOTICIAS