siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
MIRECOLES, 13 DE December DEL 2017 Ultima Actualizacion 6:02PM

Madre campesina busca a hija que a los 8 años fue entregada al consejero regional Víctor Vargas Santander

2017-06-11 20:24:03

Sabina Yuca Puma fue violada cuando tenía 14 años, la obligaron a casarse y finalmente desapareció

Andrea Puma Lleque es el nombre de una humilde campesina analfabeta, sexagenaria que sobrevive pastando ganado en la localidad de Challabamba, provincia de Paucartambo, quien transida de dolor hizo un llamado al hoy consejero regional Víctor Vargas Santander a fin de que pueda darle razón del paradero de su hija Sabina Yuca Puma quien, a inicios de la década de los 90, cuando apenas tenía 8 años de edad, le fue entregada para servirle como doméstica en su casa del Cusco.

La pequeña que se encontraba bajo el cuidado de Vargas Santander, desapareció misteriosamente el año 1999 junto al bebé que había dado a luz fruto posiblemente de una violación sexual; desde entonces esta madre  no sabe nada de su hija, tampoco de su nieta y clama por ayuda para poder encontrarla. Andrea Puma Lleque es viuda, su esposo Gabino Yuca Paucar, que era el único que intentó hallar justicia para su hija violada y luego desaparecida, falleció hace algún tiempo.

En quechua, esta dolida madre impetró: “Wiracocha Vargas Santander me la debe traer, me la debe hacer llegar, quiero verme con mi hija, se la entregué a los 8 años y desde entonces nunca más me la han hecho ver”.

Consultado sobre el caso, el consejero Víctor Vargas Santander en un primer momento dijo que no quería hablar sobre el tema, luego indicó que Sabina Yuca Puma se comunica con él siempre “está en Nazca, es una señora, tiene familia, ella sigue siendo -para nosotros- como una hija, nos llama en cumpleaños y en Día de la Madre”.

Pero cuando se le solicitó su número telefónico para que su  madre pueda llamarla desde Paucartambo, respondió de mala manera que no lo tenía a mano “no voy a estar anotando el número pues” dijo. Su ánimo se enervó más cuando se le recordó sobre la denuncia de la supuesta violación ocurrida en diciembre de 1997 a la joven, entonces a su cuidado, en la que fue implicado (pero el caso se archivó).

“Eso fue obra de los fujimoristas que me quisieron sacar de la carrera electoral, todo está archivado, investiguen, ustedes están desatando un tema que está archivado y los puedo querellar”, se ofuscó el consejero.

Lo cierto es que hasta el momento Sabina Yuca Puma no aparece ¿Estará en Nazca como dice el Consejero?, si es así ojala la pueda contactar y posibilitar que su sufrida madre pueda volver a ver a su hija a la que dejó en casa de los Vargas Santander cuando apenas tenía 8 años. 

 

UNA HISTORIA DE ABUSO SEXUAL, MATRIMONIO FORZADO Y DESAPARICIÓN

 

Se iniciaba la década de los 90 cuando una pequeña campesina de solo 8 años de edad llegaba al Cusco desde su natal Paucartambo. Había sido entregada por sus padres, pastores de oficio, al hoy consejero Víctor Vargas Santander para que les sirva, a él y su familia, en las labores domésticas en su casa de la Urbanización Progreso, bajo el cuidado suyo y de su esposa Mina Menacho Morales.

La pequeña fue confiada por sus padres porque ellos eran pastores de los ganados de la madre de Víctor Vargas y desde que llegó al Cusco Sabina Yuca Puma nunca más volvió a ver a su madre, nunca los Vargas tuvieron el gesto de llevarla junto a su progenitora para que al menos la recuerde. Solo el padre Gabino Yuca Paucar, tuvo algún contacto con ella pero ya está muerto; falleció clamando justicia al denunciar la violación sexual de su hija y su posterior desaparición.

Los primeros días de diciembre de 1997 Sabina Yuca, tenía 14 años y servía en la casa de los Vargas, en Cusco, en la Urb. Progreso Jr. Acomayo F-1 cuando una noche fue violada –dijo la jovencita- por el entonces alcalde de Paucartambo  Víctor Vargas Santander, el estupro se repitió en más oportunidades los días posteriores pero la violada no dijo nada hasta que al acudir a la posta se comprobó que estaba embaraza. Se denunció e implicó a Vargas Santander pero al poco tiempo la joven se casó con Juan Quispe Pumaleque por lo que el caso fue sobreseído.

Pero el hecho no pasó inadvertido porque en él estaba implicado todo un alcalde y la justicia, además de la prensa, hicieron su trabajo, porque si bien la denuncia por supuesta violación no prosiguió porque la denunciante se casó, ese matrimonio, realizado en setiembre de 1998, en la Municipalidad de Wanchaq,  fue un hecho por demás extraño y hasta escandaloso donde se involucraron activos de la Municipalidad de Paucartambo, de la que Vargas Santander era alcalde.

Ese matrimonio a la postre significó una condena contra Vargas Santander y otros por los delitos contra la Fe Pública, en su modalidad de Falsedad Ideológica y por el delito contra la administración pública en su modalidad de peculado de uso en agravio del Estado Peruano, Sabina Yuca Puma, Gabino Yuca Paucar, Sofía Quispe Yuca, y del Estado y la Municipalidad Provincial de Paucartambo respectivamente y le impusieron CUATRO AÑOS DE PENA DE LA LIBERTAD SUSPENDIDA.

La sentencia fue dictada el año 2006, casi una década después de aquella horrible noche donde una jovencita, doméstica y al cuidado de una familia que debía velar por ella, fuera abusada sexualmente, concibió un hijo fruto de la violencia, fue prácticamente obligada a casarse, pero al breve tiempo esa dudosa unión se deshizo, los implicados en ese matrimonio fueron sentenciados y la jovencita finalmente desapareció y nadie la ha vuelto a ver, al menos nadie de su familia, porque Vargas Santander dice que siempre se comunica con ella.

En diciembre del 2002 el padre de la jovencita Sabina Yuca Puma, denunció en la comisaría de Paucartambo la desaparición de su hija desde el mes de setiembre de 1999 cuando todavía se encontraba viviendo en casa de los Vargas Santander y precisó que Víctor Vargas Santander debe hacerse responsable del hecho porque la habría dejado partir. Posteriormente este desesperado padre denunció, o intentó denunciar, al que había sido “esposo” de su hija, Juan Quispe Pumaleque por su desaparición. Es hora de que Sabina Yuca Puma aparezca con vida. Hacemos votos porque el consejero Vargas Santander pueda posibilitar el hecho y se vuelva a unir esa modesta familia de Challabamba.

MAS NOTICIAS