siguenos en facebook siguenos en Google+ siguenos en Twitter
DOMINGO, 19 DE November DEL 2017 Ultima Actualizacion 6:02PM

Policía y fiscalía intervinieron prostíbulo “El Palomar” o “San Tutis”

2017-06-04 18:52:43

Diligencia fue el último fin de semana en distrito de San Sebastián

La policía y la fiscalía de prevención del delito nuevamente intervinieron “El Palomar”, nombre malcriado que compara a las aves con el miembro viril masculino, también conocido como el prostíbulo de “San Tutis” ubicado a solo unos metros de la Av. De La Cultura en el distrito de San Sebastián.

Los agentes accedieron el viernes por la noche para sorprender a ocasionales parroquianos que buscaban satisfacer el deseo sexual. El antro que funciona por años estaba lleno de libidinosos sujetos que ingresaron con una entrada, luego recorrían pasajes de tenues luces rojizas, y consultaban por el servicio sin prejuicio alguno.

Los lujuriosos encuentros fueron interrumpidos de pronto por las autoridades a la cabeza del fiscal Eduardo Poblete Barberis y el resguardo de los efectivos del grupo Terna. “El Palomar” no absolvió algunas observaciones y el claro reflejo era la absurda reacción del personal de seguridad con la prensa.

Las autoridades de Defensa Civil nuevamente observaron deficiencias en el sistema eléctrico, los ambientes contaban con baños sin la separación de paredes o al menos mamparas, se carecían de ventanas, de ventilación y solo había ventanucos cerrados.

Por el lugar eran evidentes los preservativos, usados y en otros aun con sus envolturas, todo un foco infeccioso. Mientras estas acciones se desarrollaban, las mujeres del antiguo oficio eran identificadas y obligadas a mostrar un carné de sanidad de sus chequeos médicos.

En el transcurrir de las horas se retiraron cochones, sucios y malogrados, pese a la resistencia de esta longeva mujer que refunfuñaba, y dejaba entender que recientemente los había adquirido para la atención a nuevos clientes.

En el patio principal los parroquianos intentaban cubrir sus rostros, evitar la vergüenza. La policía los había formado para identificarlos y confirmar con la base de datos de posibles requisitorias. Uno a uno los tipos pasaban con sus DNIs, incluso la anciana mujer.

Los encuentros sexuales en este establecimiento parece que serán por unos años más, porque el municipio de San Sebastián aún no ha fijado fecha de cierre o permanencia por cuestiones que tampoco se ventilan, y aquella noche, por si fuera poco el personal habría carecido de alguna acreditación específica.

La permanencia de este prostíbulo es todo un riesgo para los vecinos del lugar que denuncian inclusos acosos. Estos solicitan el cierre inmediato. Preliminarmente se supo que tendría la licencia de funcionamiento revocada y el caso estaría judicializado. No obstante se espera la clausura por riesgo y seguridad.

MAS NOTICIAS